El euro rebota desde un mínimo de 10 meses y las bolsas en Asia suben después de que los líderes de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI) acordaron proveer una red de seguridad financiera para Grecia, removiendo presión sobre la moneda.
Pero el plan para Grecia no disipó la inquietud a largo plazo sobre otras economías fiscalmente vulnerables en Europa como Portugal y España, atenuando la reacción de los mercados.



.