El consejero de Industria y Empleo del Principado de Asturias, Graciano Torre, reiteró hoy su confianza en la capacidad negociadora de ArcelorMittal y los sindicatos para llegar a un acuerdo sobre las empresas auxiliares, una vez que la compañía presentase ayer un plan para las mismas, que ya ha sido rechazado por fuerzas sindicales. El plan presentado ayer por ArcelorMittal para las empresas auxiliares prevé un reajuste que afectaría a 500 trabajadores, 300 de los cuales serían internalizados y los otros 200 pasarían a formar parte de una bolsa de trabajo de cara a una futura contratación con contratos relevo.