Un leve retroceso en los precios del crudo ha ayudado a sostener un poco al dólar en Europa el lunes. Sin embargo, el euro es el principal ganador, gracias a las continuas especulaciones de otro repunte en los tipos de interés del Banco Central Europeo y el renovado interés en los "carry trades", que impulsaron a la moneda única a un nuevo máximo anual frente al yen de mas de 167,00 yenes. El viernes, los precios del crudo en Nueva York alcanzaron un nuevo máximo al alcanzar el nivel de US$139,12 el barril.