El índice de desempleo en Estados Unidos ha subido dos décimas en diciembre y ha llegado hasta el 5%, el más alto desde noviembre de 2005. La economía estadounidense ha tenido una ganancia neta de apenas 18.000 puestos de trabajo en diciembre, frente al aumento de 115.000 empleos en noviembre. La mayoría de los analistas esperaba un índice de desempleo del 4,8% y la creación de unos 48.000 empleos. El crecimiento del empleo en diciembre ha sido el más débil desde agosto de 2003.
De hecho, en el sector privado ha habido una pérdida neta de 10.000 puestos de trabajo, la mayor reducción en más de cuatro años. El informe acentúa la expectativa de que la Reserva Federal, en su reunión del 31 de enero, afloje nuevamente la política monetaria y permita otra caída de las tasas de interés como incentivo para la actividad económica. Interpretación del dato La escasa ganancia neta de puestos de trabajo es un indicio claro de que el crecimiento económico de EEUU corre riesgos en medio de un ajuste del crédito, una depresión en el mercado inmobiliario, y los tumbos en el mercado de valores. Ya el mes pasado, cuando aprobó una reducción de la tasa de interés, la Reserva Federal expresó su preocupación por la "marcada desaceleración" del gasto de los consumidores que, en EEUU equivale a más de dos tercios del producto interior bruto (PIB).