El fantasma de la recesión económica planea de nuevo sobre el parqué neoyorquino y hace cotizar en negativo a los índices americanos tras conocerse el dato del desempleo en EE.UU que ha resultado peor de lo esperado. En el plano empresarial, la cara y la cruz son para Johnson & Johnson y Monsanto en positivo y Bed Bath & Beyond e Intel en negativo. En los primeros minutos de negocio el Dow Jones cae un 0,94% hasta los 12.933 puntos, el tecnológico Nasdaq pierde un 1,53% hasta los 2.562 puntos y el S&P 500 cede un 1,13% hasta los 1.430puntos.
La volatilidad sigue patente en el mercado, con más fuerza si cabe, después de que el dato de desempleo en EEUU haya subido dos décimas en diciembre y haya alcanzado el 5%, el más alto desde noviembre de 2005 y es que las previsiones apuntaban a una subida de una décima únicamente, al 4,8%. Por si fuera poco, el Departamento de Trabajo estadounidense ha anunciado además que el empleo no agrícola creció en EE UU en 18.000 puestos de trabajo en diciembre muy por debajo de lo que esperaban los analistas que apuntaban a las 70.000 personas. El mes anterior la cifra de empleo no agrícola se incrementó en 94.000. La clave la encontramos en el sector de la construcción que durante ese mes eliminó 49.000 empleos y que expande el miedo desde el sector inmobiliario hacia otros ámbitos económicos. Gráfico Dow Jones