Los analistas técnicos de Barclays Capital mantienen su previsión de nuevas subidas para el petróleo de referencia en EEUU, a pesar de la caída del lunes. Señala que tras el marcado repunte de la semana pasada, han aparecido señales de una demanda significativa y un fortalecimiento de la tendencia alcista para el crudo WTI y el Brent. Añade que aunque podría haber una resistencia residual en torno a los 140 dólares, la atención está puesta en niveles superiores como 150/155 dólares antes de tocar un posible techo en el tercer trimestre. Fija el soporte a corto plazo a 132,43 dólares por barril. El crudo en Nueva York para julio sube a 134,82 dólares por barril, el Brent para julio avanza a 134,25 dólares por barril.