El consejo de administración del grupo estadounidense General Motors celebrará hoy una reunión ordinaria en la que, con toda probabilidad, dará 'luz verde' a la venta de las firmas europeas Opel/Vauxhall al consorcio integrado por el fabricante austro-canadiense Magna y el banco ruso Sberbank, informaron a Europa Press en fuentes de la empresa. Una vez cerrada la transacción, General Motors reducirá su participación en Opel al 35%, mientras que Magna y su socio ruso ostentarán cada uno un 27,5% en el fabricante automovilístico alemán. Los empleados de la marca tendrán el 10% restante.