El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, aseguró hoy que el "ruido externo" sobre el "aparente conflicto" con Sacyr es "agua pasada" y que las partes han decidido "pasar página", como pudo apreciarse en el consejo de administración de ayer, en el que se aprobó un recorte del dividendo del 19% "sin discusión" y "por unanimidad".
Durante una rueda de prensa en la sede de la petrolera, Brufau negó que haya habido "disensiones" en el consejo de administración ni "pactos" con el principal accionista para resolver las diferencias acerca de la gestión de la compañía.

El directivo pidió además "un debate sereno" acerca del posible levantamiento de blindajes en sociedades cotizadas, después de recordar la importancia "geopolítica" de empresas como la que preside y de considerar necesario discernir "si se responde a intereses minoritarios o a quienes quieren controlar compañías sin lanzar una OPA".

Brufau afirmó que en el consejo de administración "jamás se ha hablado sobre vender Gas Natural", en la que la petrolera cuenta con una participación del 30%, ni se ha planteado la posibilidad de crear un puesto de consejero delegado al margen del cargo de presidente.

Repsol ha decidido recortar de 28.900 millones a 25.000 millones el volumen de inversiones incluidas en su plan estratégico 2008-2012, al que Brufau calificó en noviembre de "Biblia" del grupo. "El plan estratégico siempre es válido y hay que ir modulándolo según las circunstancias", añadió.