El Comité Europeo de Reguladores de Valores (CESR) señaló hoy en un comunicado que la quiebra de Lehman Brothers demuestra que debe mejorar la información que se suministra a los inversores, aunque no cree que sea necesario cambiar la legislación actual. El organismo señala que pasarán "meses e incluso años" antes de que se pueda comprender en su justa medida el impacto de la quiebra de la entidad estadounidense, la mayor de los Estados Unidos, en el mercado. La nota del CESR recuerda que se han producido fallos en la información facilitada acerca de algunos productos estructurados, e insiste en que una de las prioridades de los supervisores debe ser la protección del inversor, mediante la mejora de las condiciones de comercialización y publicidad de los productos.