El crudo Brent, de referencia en Europa, ha rozado esta jornada los 110 dólares en el mercado de futuros de Londres y ha marcado un nuevo récord en 109,98 dólares, debido a la caída de las reservas en Estados Unidos y a la debilidad del dólar frente al euro.