El grupo farmacéutico galo ha anunciado que comprará acciones propias por valor de 3.000 millones de euros tras decrecer su beneficio del segundo trimestre debido a la fuerte competencia en el mercado y a la revalorización del euro. Su beneficio, excluyendo los costes de la fusión y otros saneamientos fue de 1.680 millones de euros, un 6,3% menor respecto a los 1.790 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. Además, el mercado esperaba unas ganancias de 1.790 millones.