El grupo constructor OHL ha obtenido un beneficio neto atribuible de 69,4 millones de euros en el primer semestre del año, el 74,8% más que en el mismo periodo de 2006. Las cuentas muestran un crecimiento de la cifra de negocio del 31,8%, hasta 1.846,8 millones de euros y un aumento del beneficio bruto de explotación (EBITDA) del 13,6%, hasta 247,7 millones. La principal impulsora del crecimiento de la facturación ha sido la actividad constructora internacional, que ha duplicado sus ingresos hasta 579,8 millones de euros.