Natixis ganó 69 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone una caída del 88% respecto al resultado conseguido entre enero y marzo de 2007, debido esencialmente a las pérdidas de la actividad de financiación e inversión por la crisis financiera internacional. La banca de financiación y de inversión, que ya había perdido 847 millones de euros en los tres últimos meses de 2007, tuvo quebrantos por valor de 145 millones en los tres primeros de este año, cuando en ese mismo trimestre del pasado ejercicio había logrado un beneficio de 289 millones.
La entidad revisó al alza la tasa de pérdidas por su exposición a la crisis de los créditos inmobiliarios de alto riesgo en Estados Unidos, hasta el 25% en los préstamos de 2006 y 2007 (frente al 23% anteriormente) y hasta el 10% para los préstamos de 2005 (frente al 9%). También procedió a una depreciación de activos de 431 millones de euros. La crisis de los préstamos inmobiliarios de alto riesgo en Estados Unidos ya habían costado a Natixis 1.394 millones de euros en los tres últimos meses de 2007. El resultado bruto de explotación de Natixis cayó un 84% en el primer trimestre de 2008, hasta 108 millones de euros. Los ingresos de en ese periodo se redujeron en un 7% a 1.805 millones de euros a causa de los bajones en el negocio de financiación e inversión (un 56% menos, hasta 429 millones de euros) y en la gestión de activos (un 22% menos, hasta 316 millones). La entidad subrayó que su plan de reducción de cargas que está poniendo en marcha, y que combina una "reducción importante" de las subcontratas y una disminución de la plantilla, pretende ahorrar un 10% de costos fijos, lo que significa unos 400 millones de euros en el horizonte de 2009. Además, insistió en que en los negocios afectados por "el entorno actual de los mercados" están previstas "reducciones significativas" que van a concernir la banca de inversión, con "desarrollos selectivos" que se seguirán realizando en los negocios internacionales.