La participada brasileña de Brisa, Compañía de Concesiones Rodoviarias (CCR), obtuvo en el primer semestre del año unos beneficios de 127 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,6% respecto al mismo período del año anterior. Estos resultados suponen para la concesionaria de autopistas lusa, de la que es accionista la española Abertis, un beneficio de unos 23 millones de euros, ya que tiene un 18% del capital de CCR.