El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, reclamó una modificación legal que permita a las cajas de ahorros ampliar sus recursos propios "al menos con una facilidad parecida con la que lo hacen los bancos". En su intervención en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso para explicar la intervención de Caja Castilla-La Mancha, Fernández Ordóñez señaló que deben hacerse diversas modificaciones normativas en el ámbito financiero para mejorar su funcionamiento y evitar nuevos problemas como el de esa entidad.
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, recordó que dichas modificaciones estarían respaldadas por la moción que la propia Cámara Baja aprobó recientemente para elaborar una "hoja de ruta" para la reforma del sistema financiero.

Aunque reconoció que corresponde al Gobierno y a las Cortes aprobar estas modificaciones, señaló que desde el Banco de España se verían como "positivos" ciertos cambios.

Entre ellos, habló de la posibilidad de que las cajas puedan ampliar sus recursos más fácilmente, lo que consideró "fundamental" para agotar "todas las soluciones privadas" al problema de una entidad "antes de pedir recursos al contribuyente".

También reclamó un cambio "institucional" que, "siguiendo el modelo del fondo de garantía de depósitos", permita al sistema financiero y a su supervisor cumplir con los requerimientos de estar en la Unión Europea "sin que sea necesario convocar un Consejo de Ministros cada vez que" haya una operación como la intervención de CCM.

También consideró que en la "reestructuración ordenada de las entidades" debe existir máxima transparencia, de forma que "manteniendo la discreción" que debe haber en este tipo de operaciones, se garanticen "todos los procedimientos de rendición de cuentas que se consideren necesarios"