La recuperación en la eurozona será probablemente moderada y desigual, dijo el jueves el Banco Central Europeo.  "Algunos de los factores que están apoyando el crecimiento del PIB son temporales... [y] habrá probablemente obstáculos para la actividad durante algún tiempo teniendo en cuenta el actual ajuste de balances de los sectores financieros y no financieros que está en marcha, tanto dentro como fuera de la eurozona," dijo el BCE en su último boletín mensual.
Ante esta incertidumbre, el BCE sólo empezará a retirar gradualmente y en fases las medidas extraordinarias adoptadas para apoyar el sistema bancario.

El boletín se hace eco de las declaraciones del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en una rueda de prensa el 14 de enero tras la decisión del BCE de mantener los tipos de referencia y las medidas de liquidez sin cambios.

Los comentarios fortalecerán probablemente la esperanza de los economistas de que el BCE no tiene prisa para subir tipos.