Las cábalas de los expertos se han cumplido y el BCE finalmente ha decidido mantener los tipos de interés en el 1,50%. En su última reunión como presidente de la entidad monetaria europea, Trichet no ha querido dar marcha atrás y rebajar el precio del dinero, si bien, como alternativa ha anunciado la puesta en marcha de más inyecciones de liquidez al mercado.

Trichet ha cumplido con el guión descontado por el mercado y ha mantenido los tipos, mientras que ha implementado las medidas para inyectar liquidez en el mercado. En concreto la institución ha anunciado que celebrará este año dos subastas extraordinarias de liquidez con vencimientos a doce y trece meses. Además, el BCE llevará a cabo el lanzamiento a partir de noviembre de un nuevo programa de compras de bonos garantizados por importe de 40.000 millones de euros.

Parece que Mario Draghi tendrá que hacer el trabajo sucio a Ben Bernanke pues, en la última reunión que preside el francés, el BCE ha decidido no bajar los tipos de interés. La entidad ha llevado a cabo dos subidas de tipos este año, en abril y junio, hasta dejar el precio del dinero en 1,50 puntos, pero el FMI está presionando para que se deshaga parte de este camino y se rebajen los tipos en 25 pb, salvando con ello a Europa de las quiebras soberanas. Sin embargo, el mantenimiento de los tipos en estos niveles ha sido justificado por el aumento de la inflación en el Viejo Continente. el IPC subió al 3% en septiembre, frente al 2,5% de agosto.

Los expertos vaticinan que asistiremos a bajadas del entorno de los 50 pb en el precio del euro antes de que acabe el año. Si finalmente asistimos a bajadas antes de que acabe el 2011, Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de EJD Valores, cree que veremos movimientos en el euro-dólar “en torno a 1,30 y 1,45. Si pierde o supera estos niveles, podríamos ver volatilidad importante en la paridad, aunque ahora es más factible una pérdida del 1,30, que ver una superación del 1,45 por su lejanía”.

El Banco Central Europeo también ha mantenido los tipos de interés aplicables a la facilidad marginal de crédito y a la facilidad de depósito en el 1,50%, el 2,25% y el 0,75%, respectivamente.

Aunque el recorte de los tipos no ha podido ser, los mercados esperan que ahora Trichet anuncia nuevas medidas que aporten más liquidez al mercado. Según los expertos, estas medidas pasarían por:
- Compra de bonos cubiertos (entre 20.000-40.000 millones)
- Compra de cédulas hipotecarias (en 2009 empleó 60.000 millones a esta causa)

((HABRÁ AMPLIACIÓN))