Las turbulencias de los mercados financieros persisten y parece que continuarán "al menos hasta principios de 2008", anunció el martes John Hurley, miembro del consejo gobernador del Banco Central Europeo. La reciente evolución en los mercados financieros apunta a una mayor reducción de la liquidez y refuerza la opinión de que el regreso a la normalidad tardará aún algún tiempo, señaló. Hurley advirtió también que "los recientes acontecimientos no han sido favorables y han aumentado el riesgo de un contagio significativo de la crisis de los mercados financieros al resto de la economía". Como punto positivo, Hurley citó la fortaleza de los fundamentales económicos en la eurozona, aunque añadió que "a pesar de este apoyo, cualquier marcada ralentización del crecimiento en Estados Unidos restará algo de ritmo a la actividad".