El precio del petróleo rebotaba un 1% el lunes y superaba los 83 dólares el barril, gracias a un dólar débil y datos que mostraron que las importaciones chinas de crudo se incrementaron casi un 25% en diciembre, a más de 20 millones de toneladas. La inquietud sobre la producción de gasolina luego de un incendio en la refinería canadiense Newfoundland de Korea National Oil Corp y el clima extremadamente frío en Estados Unidos y Europa también daban soporte a los precios.