El Banco de Japón (BOJ) ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,50%, tal y como habían pronosticado los analistas, después de decidir hace ocho meses la última subida en el precio del dinero en Japón. Los nueve miembros del órgano decisorio del BOJ optaron por unanimidad por dejar los tipos de interés sin cambios, tras dos días de reuniones en Tokio. Hasta julio del 2006 y durante seis años, el BOJ mantuvo los tipos en cero a causa de una larga crisis económica de la que Japón comenzó a recuperarse hace unos meses.