El Banco de Francia prevé un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) francés de sólo un 0,3% en el segundo trimestre del año, según su primera estimación publicada hoy. Esa progresión marcaría una clara desaceleración tras el crecimiento del 0,6% registrado en el primer trimestre, según los datos provisionales divulgados la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). Con un avance del 0,3% en el segundo trimestre y el 0,6% del primero, Francia tendría asegurado un crecimiento del 1,6% del PIB para todo el año, en el supuesto de que la economía se estancara en el segundo semestre. Por otra parte, el indicador del clima de los negocios bajó tres puntos en abril con respecto a marzo para situarse en 101 puntos, indica el sondeo mensual del Banco de Francia.