El Banco de la Reserva de Australia rebajó hoy las expectativas del mercado respecto a nuevas subidas de los tipos de interés, después de haber adoptado tres subidas consecutivas que han situado la tasa en el 3,75%, al afirmar que el actual nivel de tipos supone una vuelta a la normalidad y que al tener en consideración otros factores sería equivalente a un nivel del 4,75% previo a la crisis.