El crecimiento de la economía china volverá a superar la barrera del 11% este año, al igual que sucedió en 2006 cuando llegó al 11,3%, según previsiones del banco central recogidas hoy en la página web del Gobierno chino. En su informe trimestral de la política monetaria, el Banco Popular de China predijo también que la inflación se situará en el 4,5%, frente al 1,5% registrado el año pasado. Además, afirmó, el incremento de los costes laborales se está convirtiendo en otra de las fuentes de la presión inflacionaria.