El 58% de las empresas españolas afirma que la apreciación del euro no repercute directamente en su negocio, mientras una de cada cuatro (25%) considera que sí está generando dificultades en su actividad, según un informe de las Cámaras de Comercio. De la encuesta realizada a más de 4.700 empresas españolas se desprende que el 36% de las compañías está reduciendo su margen comercial y más de la mitad de las empresas considera que su estrategia ante la apreciación del euro se centra en la mejora de la calidad y servicio.