El presidente del comité de empresa de la planta de Leche Pascual en Outeiro de Rei, Pedro Neira, estimó hoy que un 10% de la plantilla de la factoría, integrada por 154 trabajadores, se acogerá a bajas incentivadas. Sobre estas bajas, Neira recordó que es voluntario quedarse en la planta y aseguró ignorar cuántos trabajadores permanecerán en ella a la espera de que aparezca un comprador de las instalaciones del grupo lácteo castellano