Ejecutivos de General Motors (GM) y Chrysler explicarán hoy en una audiencia ante el Senado sus planes para el cierre de poco más de dos mil de sus concesionarios, tras declararse en quiebra para facilitar su reestructuración. La audiencia contará con la participación del principal ejecutivo de GM, Fritz Henderson, y del presidente de Chrysler, James Press, además de representantes de los concesionarios de algunas localidades.
La vista se producirá dos días después de que GM se acogiera al Capítulo 11 de la ley de bancarrotas de EE.UU. y que, en paralelo, un tribunal federal de Nueva York aprobara la venta de Chrysler a un grupo liderado por la firma italiana Fiat.