El grupo europeo de aeronáutica EADS registró un descenso del 23 por ciento en sus ganancias del primer semestre debido a movimientos desfavorables en los tipos de cambio de divisas y precios más bajos de sus aviones, aunque mantuvo sus perspectivas de negocio y aumentó los objetivos de flujo de caja. La fabricante de la aeronave Airbus registró una provisión de 71 millones de euros en el segundo trimestre por el retraso en el avión militar A400M pero pospuso la anotación de más dotaciones por el proyecto a la espera de que finalicen las negociaciones de un nuevo contrato con los países compradores del aparato.