Dow Chemical cerrará una serie de plantas y eliminará alrededor de 1.000 puestos de trabajo, para recortar costes y destinar dinero a sus negocios con mejores perspectivas de crecimiento. El mayor productor de químicos de Estados Unidos dijo que la medida le significará entre 500 millones y 600 millones de dólares, incluyendo costes por indemnización y amortizaciones de activos. El cierre de fábricas y el recorte de empleos generarán ahorros anuales por alrededor de 180 millones de dólares.