Deutsche Telekom se prepara para una posible salida a bolsa o escisión de su filial estadounidense T-Mobile, en un esfuerzo por apaciguar a accionistas desencantados con el desempeño de las acciones de la compañía, según personas familiarizadas con el tema.
La empresa alemana de telecomunicaciones recientemente sostuvo conversaciones con una serie de bancos, incluido Deutsche Bank AG, sobre la posibilidad de suscribir una salida a bolsa, lo que podría ayudar a financiar la separación de la red, dijeron las fuentes.