La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha expresado hoy su convencimiento de que el Gobierno de Venezuela no intervendrá la filial del Santander en el país latinoamericano y ha confiado en que la entidad y el Ejecutivo de Chávez lleguen pronto a un acuerdo. "No va a haber ningún tipo de intervención", ha dicho De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Esperamos que pronto se pueda producir un acuerdo, en un plazo de tiempo breve, entre las dos partes", ha recalcado.
De la Vega ha subrayado que la eventual venta de la filial del Santander en Venezuela, "se está llevando a cabo a través del diálogo y la negociación", y prefirió no valorar si el Gobierno venezolano incurrió en intervencionismo al anunciar ayer Chávez su intención de hacerse con el banco.