La Cámaras de Comercio situaron hoy el crecimiento de la economía del segundo trimestre en el 1,7% en tasa interanual, un punto menos de lo que creció la actividad entre enero y marzo del presente ejercicio y una décima menos de la estimación que presentó esta misma semana el Banco de España. En su Boletín de Situación Económica del segundo trimestre, las Cámaras explican que el crecimiento económico está experimentando un "ajuste importante" derivado del menor consumo de las familias y del "frenazo" en el sector de la construcción. En este sentido, recuerdan que la construcción continuó reduciendo su actividad en el segundo trimestre del año, sobre todo en el área residencial, mientras que el resto de sectores registraron crecimientos por debajo del 2% en ese mismo periodo. Creen, además, que la industria no podrñia tomar el relevo de la construcción como pilar del crecimiento.
El sector servicios fue el único que mantuvo un crecimiento superior al 2% entre abril y junio de 2008, aunque algunos subsectores, como el comercio, ya reflejan en sus cuentas un claro recorte de las ventas. Por esta razón, las Cámaras aseguran que la industria no podrá tomar el relevo de la construcción como pilar de crecimiento de la economía española en el corto plazo, puesto que existe la posibilidad de que este sector registre avances negativos en el futuro. Según las Cámaras, la demanda nacional redujo "significativamente" su aportación al crecimiento en el segundo trimestre, mientras que el consumo de los hogares se enfrentó a grandes dificultades derivadas de una elevada inflación y de un entorno de tipos de interés al alza. Ante este nuevo escenario, las familias retrasaron sus decisiones de compra de vivienda, motivo por el que la inversión en esta partida registró un crecimiento casi nulo entre abril y junio del 2008, mientras que la inversión en bienes de equipo se vio afectada por un entorno de incertidumbres como el actual, en el que la confianza empresarial se sitúa en mínimos. Además, a esta coyuntura hay que añadir una inflación en máximos debido a la escalada del precio del crudo y de las materias primas, situación que, según las Cámaras de Comercio, no es previsible que se pueda controlar en el corto plazo. De cara al futuro, aseguran que la actual coyuntura no permite ser muy optimista, motivo por el que estiman que el deterioro del consumo y de la inversión continuará en los próximos meses, al tiempo que descartan una relajación significativa de los precios a nivel internacional. MENOS CRECIMIENTO EN EL TERCER TRIMESTRE Por esta razón, aventuran un mayor empeoramiento de la situación económica en el tercer trimestre del presente ejercicio, momento en el que, según las Cámaras, se registrará un crecimiento "aún más moderado" que se traducirá en menos empleo. En cuanto a la situación económica en la zona euro, las Cámaras afirman que no podrá mantenerse aislada del empeoramiento del panorama económico mundial, a pesar de haber registrado un crecimiento "positivo y superior al esperado" en el primer trimestre del año. Así, la intensa moderación en el crecimiento global previsto para este año, junto con la fuerte inflación mundial y los elevados riesgos persistentes mermarán el crecimiento de la zona euro hasta situarlo en el entorno del 1,7% en 2008. Bulgaria, Rumania y Polonia serán los que permitan un "sostenimiento relativo" de la actividad en 2008, aunque, en términos generales la trayectoria será hacia un "estancamiento" del crecimiento en muchos países de la UE, incluso algunos con una "recesión técnica", como Dinamarca y, otros, como Irlanda, Reino Unido, Portugal o Estonia, con crecimientos trimestrales negativos en 2008.