Dassault Aviation tuvo 373 millones de euros de beneficio el pasado año, nueve millones menos de los que el fabricante francés de aviones había conseguido en 2007. Con esas cifras la rentabilidad neta fue del 9,9%, anunció hoy en un comunicado Dassault Aviation, que precisó que la rentabilidad operativa se situó en el 11,6% en virtud de los 434 millones de euros de beneficio operativo. La facturación de la compañía bajó a 3.748 millones de euros en 2008, frente a los 4.085 millones del ejercicio precedente.