Credit Suisse rebaja la recomendación de Repsol de neutral a inferior al mercado, mientras que sube su precio objetivo a 12,50 euros desde 12 euros. Dice que las acciones descuentan ahora en exceso tanto una elevada oferta por su filial argentina YPF como un rebote del crecimiento en el negocio de Repsol.