El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha considerado hoy que plantear una congelación salarial ante la situación de desaceleración que vive la economía española no sería "razonable" y ha asegurado que no compartiría esta decisión. Corbacho ha subrayado que "no puede haber políticas que pongan en peligro el poder adquisitivo de los salarios", puesto que "a día de hoy" las cifras de paro y la desaceleración son "preocupantes", pero no hasta el extremo de considerar una crisis "totalmente irreversible", ha añadido en una entrevista en TV3.