El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, avanzó hoy que ya hay 26.000 desempleados que han solicitado la ayuda de 420 euros mensuales destinada a los parados sin protección y sin ingresos, y recordó que las previsiones del Gobierno son que entre 500.000 y 600.000 desempleados acaben beneficiándose de esta renta. Además, reiteró que el Gobierno no contempla por el momento que la tasa de paro vaya a superar el 20% y, por tanto, se mantendrá en los términos previstos en su último cuadro macroeconómico (17,9% en 2009 y 18,9% en 2010).