El fabricante alemán de neumáticos y componentes para automóviles Continental invertirá 48 millones de euros en la construcción de un centro de ingeniería en China, que se ubicará en la ciudad de Shanghai. Este nuevo centro estará compuesto de dos instalaciones: una oficina dedicada al diseño y otra a la realización de pruebas reales. Ambos emplazamientos estarán plenamente operativos con una plantilla de 450 empleados, que se elevará previsiblemente a 600 efectivos en 2011.