El mes de marzo, el Ibex 35 ha tocado sus mínimos del año cuando hay índices que han batido sus resistencias de medio plazo e incluso han jugueteado con sus máximos históricos. La divergencia con sus homólogas mundiales es más que evidente y las opiniones se debaten entre los que piensan que la bolsa española tiene vía libre para subir y aquellos que reconocen que no podrá hacerlo sin el apoyo del resto de índices. ¿Ante la duda? Comprar en soportes y vender en resistencias.
En el último mes, la bolsa española ha tenido tiempo de visitar los mínimos anuales y ha dejado la puerta abierta a visitar los 7.500 puntos que tanto temor insuflaron al selectivo español durante el pasado ejercicio. La divergencia que existe entre el Ibex 35 y el resto de plazas bursátiles – da igual que se apelliden Europa, Estados Unidos o Emergentes- ha vuelto a despertar la desconfianza de los expertos. “Y es que el Ibex 35 no sólo no ha sido capaz de romper las resistencias de medio plazo, como están haciendo la mayoría de los índices europeos, sino que tampoco se acerca a ellas”, reconoce Roberto Moro, de Apta Negocios.

Gráfico diario Ibex 35


A pesar de que el selectivo español marca múltiplos atractivos desde el punto de vista fundamental, con el PER más bajo dentro del grupo de grandes mercados, los expertos ven difícil que la bolsa nacional tire sin el compás del resto de índices. Nicolás López, director de análisis de MG Valores admite que es lógico pensar, tras las últimas revalorizaciones, “que haya una corrección en los índices internacionales del 10-15%”. Tal y como informa Renta 4 en uno de sus últimos informes, el ratio entre el Ibex y el CAC-40 e incluso con el DAX muestra parámetros “de sobreventa acusada en indicadores propios de la cercanía de niveles donde el Ibex experimenta un mejor tono”.

Gráfico divergencias S&P 500, Eurostoxx50, Ibex 35


Eso sí, parece que todavía queda tiempo para que podamos ver al selectivo español batir resistencias pues el Ibex 35 seguirá un largo tiempo en el rango en el que se viene moviendo en los últimos meses. Entre los 8.100 – 8.600 puntos. Este último, un nivel demasiado optimista a juzgar por los últimos informes de las casas de análisis que ven más probable la vuelta a la parte baja del canal a corto plazo. La Caixa informa que “tras haber testeado niveles clave de 8630 puntos, donde marcó máximos semanales, mantenemos el actual tramo de ajuste con origen en febrero”. En su último informe aseguran que en los 7.778 puntos estaría el actual objetivo de la formación “hombro-cabeza-hombro que está en proceso”. El soporte lo colocan en los 8.080-8.123 puntos “el 61.8% de retroceso del tramo de repunte noviembre/febrero”.

Y no sólo a corto plazo. Los expertos de Cortal Consors advierten de que la “tendencia de medio plazo sigue siendo bajista, tanto en términos absolutos como en términos relativos”. Y colocan el objetivo de medio plazo en los 7.500 puntos – mínimo de 2011- sin descartar los 6.700 puntos, mínimo de 2009.

Gráfico diario Ibex 35


El experto de MG Valores confirma que la alternativa más peligrosa “sería ver al Ibex 35 por debajo de los 8.100 puntos pues le llevará a los 7.500 puntos sin pensarlo”. Eso sí, este experto se detendría en los 7.200 puntos como objetivo más bajista “si el entorno económico empeora más aun”.  Pero ¿cuándo cambiaría este escenario? Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse admite que “a muy corto plazo, si superamos los máximos del pasado lunes, en los 8300 puntos, podría haber un nuevo intento de ir a buscar los 8.600 puntos”.

Y es con este dibujo cuando empiezan las dudas. ¿Compramos o esperamos a una corrección mayor? El experto de Hanseatic Brokerhouse asegura que “dado que estamos en la zona media del lateral, la posibilidad de comprar por encima de 8.300 puntos lo asociaría a un stop por debajo del mínimo que se deje el día de la ruptura de este nivel”. Objetivo, 8.600 puntos. Luis Francisco Ruiz, estrategiasdeinversion.com viene recomendando en la Zona Premium la estrategia de comprar en soportes y vender en resistencias. Eso sí, reconoce que “en los 8.628 puntos me plantearía ir cerrando las posiciones largas que tenemos abiertas”.



A la hora de decidirse a entrar, los expertos abogan por ir aumentando la cartera en los recortes. Tanto es así, que si el Ibex 35 pierde los 8080 puntos “iríamos incrementando exposición desde el 40% actual hasta buscar un 100% en torno a 7.800/7.700 estableciendo stops por debajo del mínimo de 2011, en los 7.500 puntos”. Eso sí, la estructura alcista mostrará fortaleza plena cuando se superen los 8630 puntos, según La Caixa, en primer lugar. “O con cierres semanales por encima de 8967 puntos, lo que se interpretaría como fortaleza estructural”, explica Cortal Consors.