Inmobiliaria Colonial obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto atribuible de 1,4 millones de euros, frente a las pérdidas de 272,4 millones del mismo periodo de 2008, según las cuentas remitidas hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra total de negocio creció el 16,7 por ciento, hasta 138,4 millones, gracias a la venta de suelo y al incremento de los ingresos por alquileres en Francia. El resultado bruto de explotación aumentó el 11,8 por ciento, hasta 65,5 millones