Dos jarros de agua fría caen sobre Wall Street en la apertura de sesión. La revisión del PIB estadounidense en el cuarto trimestre de 2008 casi dobla la primera estimación –una caída del 3,8%- para dejarlo en una contracción del 6,2%. Por si fuera poco los inversores tienen que digerir más problemas en el sector financiero, el Gobierno de EEUU controlará hasta un 36% de Citigroup y los índices vuelven a los recortes. Al toque de campana el Dow Jones cede un 1,94% hasta los 7.041 puntos, el Nasdaq recorta un 1,37%  hasta los1.372 puntos y el S&P 500 se deja un 2,35% hasta los 735 puntos.
La realidad ancla este viernes el comienzo de sesión al otro lado del Atlántico. El mercado esperaba que la revisión del PIB del cuarto trimestre sería a la baja, pero no tanto: la economía norteamericana se contrajo un 6,2% frente al 3,8% que se apuntó en la primera estimación. Los expertos esperaban una caída del 5,4% por lo que el dato es mucho peor de lo esperado y es además la mayor contracción trimestral que vive el país desde 1982. Los inversores analizarán también la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que se situó en los 56,3 puntos en el mes de febrero.

El PIB es el segundo jarro de agua fría que cae este viernes sobre la primera plaza bursátil del mundo, ¿la primera? Más problemas para el sector financiero. El gigante Citigroup pasará a estar controlado hasta en un 36% por el Gobierno estadounidense. Citi ofrecerá convertir en acciones comunes hasta 27.500 millones de dólares de las acciones preferentes actuales a un precio de 3,25 dólares por acción. El Gobierno estadounidense convertirá hasta un total de 25.000 millones de dólares en acciones preferentes que tiene en el banco al mismo precio. Los títulos del gigante se hunden al comienzo de sesión un 32,11%. El sector financiero al completo se tiñe de rojo, Goldman Sachs cede un 3,39%, Bank of America recorta un 15,60%, Wells Fargo cede un 11,39%. Por cierto que la entidad no pagará primas a su consejero delegado, John G. Stumpf, ni a su director financiero, Howard I. Atkins, así como tampoco percibirán 'bonus' los directivos Richard M. Kovacevich, David A. Hoyt y Mark C. Oman.  JP Morgan  por su parte se deja un 5,68% y Morgan Stanley retrocede un 7,13%. 

Sin salir del ámbito financiero, adquiere protagonismo la hipotecaria Fannie Mae que registró en el cuarto trimestre una pérdida neta de 25.200 millones de dólares, o 4,47 dólares por acción, frente a la pérdida neta de 3.650 millones un año antes, o 3,80 por acción. La compañía presentó el miércoles una solicitud de 15.200 millones de dólares adicionales al Departamento del Tesoro de Estados Unidos para reducir el su déficit neto. Los títulos de Fannie Mae caen un 6,63% y los de Freddie Mac recortan un recortan un 4,10%. 


Gráfico Dow Jones





La cara positiva del día es para Dell que consigue vestirse de verde y nadar a contracorriente después de presentar ayer al cierre del mercado unas cuentas mejor de lo esperado. Aún así las crisis recorta también sus beneficios, sus ganancias del ejercicio fiscal de 2008 caían un 16% respecto a 2007, hasta 2.478 millones de dólares, debido a la contención del consumo a raíz de la crisis económica. Sus títulos repuntan en la aprtura un 0,73%. En el sector, HP se deja un 2,22%. 

Hoy los inversores se fijarán las farmacéuticas y las compañías del sector de la salud ante la preocupación de que sus beneficios se verán perjudicados por los nuevos presupuestos de Obama, que ha dado un paso hacia una cobertura sanitaria universal en EEUU. Los títulos de Merck retroceden un 3,96% en la apertura, mientras que los de Pfizer ceden un 2,20%. GlaxoSmithKline por su parte recorta un 0,83%.