Fannie Mae registró en el cuarto trimestre una pérdida neta de 25.200 millones, o 4,47 dólares por acción, frente a la pérdida neta de 3.650 millones un año antes, o 3,80 por acción. Los resultados del último trimestre se vieron afectados por pérdidas de 12.300 millones en el valor justo neto, 12.000 millones de dólares en gastos relacionados con créditos y 4.600 millones por deterioro de valores. Sin embargo, las pérdidas disminuyeron respecto del tercer trimestre y los ingresos aumentaron luego que la gigante hipotecaria informara mejoras en el acceso a los mercados de deuda desde fines de noviembre. Fannie registró en el tercer trimestre una pérdida de neta de 29.000 millones de dólares.
Además, la compañía presentó el miércoles una solicitud para 15.200 millones de dólares adicionales al Departamento del Tesoro de Estados Unidos para reducir el déficit neto de Fannie.

Los ingresos netos aumentaron un 82% a 5.600 millones a medida que la ganancia de intereses netos se duplicó con creces y los ingresos de tarifas garantizadas crecieron un 72%.

El valor justo estimado de los activos netos de Fannie disminuyeron a negativos 105.20 millones de dólares al 31 de diciembre, frente a los positivos 35.800 millones de un año atrás.

La compañía tenía un déficit de valor neto de 15.200 millones de dólares al 31 de diciembre, frente al valor neto positivo de 9.40 millones al 30 de septiembre.