El consorcio formado por Cintra Concesiones de Infraestructuras, filial del Grupo Ferrovial, ACS y la griega GEK Holding ha resultado adjudicatario del concurso para la construcción de la autopista E65 en Grecia. La inversión aproximada asciende a 1.500 millones de euros y un plazo de concesión de 30 años. Del total de la inversión, 500 millones de euros serán subvencionados, mientras que habrá un préstamo bancario a los socios por 948,7 millones de euros y una deuda subordinada de 66,7 millones de euros. El resto del capital, 65 millones de euros, lo aportarán los socios en función de su participación en el consorcio, según Cintra.La autopista tendrá una longitud total de 231 kilómetros, de los que 174 kilómetros serán construidos por el consorcio y el tramo restante por el Gobierno, aunque luego este será transferido a la compañía concesionaria, segun Cintra.