Chalco, la mayor productora de aluminio de China, reducirá este año sus gastos de capital un 34 por ciento, hasta los 13.000 millones de yuanes (1.438 millones de euros, 1.901 millones de dólares), tras registrar una caída de su beneficio neto del 99,91 por ciento en 2008. La compañía controlará de forma "estricta" las fusiones y adquisiciones, y suspenderá algunos de los proyectos que tenía planeados para 2009, aunque no renunciará a la compra de empresas porque su liquidez aún es buena, informa hoy el diario Shanghai Daily.