Grupo Cementos Portland Valderrivas, filial de FCC, registró un beneficio neto de 96,2 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un crecimiento del 51,4% respecto al mismo período del año anterior.
El volumen de negocio sumó 614,4 millones de euros hasta junio, lo que supone un aumento del 30,1% en relación al primer semestre de 2005.