El Servicio de Estudios de Caja Madrid considera que la crisis desatada en los mercados financieros internacionales va a ser más duradera de lo inicialmente previsto y tendrá consecuencias reales sobre la economía española, por lo que la entidad ha rebajado medio punto, hasta el 2,7%, la estimación de crecimiento para 2008.
Caja Madrid, que indica que el "riesgo de recesión" ha aumentado "de forma notable", entiende que en este contexto es muy probable que el Banco Central Europeo (BCE) haya entrado en un periodo de estabilidad de tipos, aunque no descarta que incluso acabe relajando su política monetaria desde el nivel del 4% en el que se encuentran ahora los tipos de interés. La entidad financiera añade además que es muy posible que durante las próximas semanas vayan saliendo a la luz nuevos nombres de entidades de diversa índole, como bancos, hipotecarias o 'hedge funds', con problemas de financiación. En este contexto, indica que en los mercados de crédito, van a escasear los fondos y su precio (tipos de interés) van a aumentar. "Los 'spreads' (diferenciales) en el mercado de bonos corporativos se van a seguir ampliando y las entidades más endeudadas y con peor nivel de solvencia van a tener dificultades. Los impagos es probable que aumenten y con ellos las rebajas de calificación", subraya Caja Madrid. Igualmente, indica que las bolsas pueden profundizar las caídas e incluso puede haber "jornadas negras" en las que el "miedo irracional" de los inversores provoque "fuertes retrocesos". Más desaceleración de la prevista Con este escenario de fondo, Caja Madrid ha revisado una décima a la baja, hasta el 3,8%, la previsión de crecimiento en España para este año y medio punto, hasta el 2,7%, la estimación para 2008. En este sentido, el Servicio de Estudios de Caja Madrid dice que la desaceleración será "algo más intensa" de lo estimado inicialmente. Así, afirma que las condiciones de crédito "más restrictivas" dificultarán la captación de ahorro externo y obligarán a un "progresivo ajuste" del gasto de hogares españoles en consumo y en vivienda y de la inversión de las empresas. En este sentido, apunta que, en un momento en el que la tasa de ahorro de las familias se encuentra en mínimos, el endurecimiento de las condiciones de financiación ya está afectando al consumo, que crecerá un 3,2% en 2007 y un 2,6% en 2008. En cualquier caso, asegura que "hay que restar dramatismo" a este nuevo escenario, ya que el perfil de ralentización de la economía española, aunque sea más marcado que el previsto anteriormente, parte de unas tasas de crecimiento "muy elevadas" y se encuentra en buenas condiciones para afrontar este nueva etapa, gracias a la "solvencia y solidez" del sistema financiero y al saneamiento de las cuentas públicas. Ajuste más intenso del sector inmobiliario En cuanto a la inversión en construcción, afirma que se desacelerará sensiblemente en 2007 y 2008, registrando un incremento del 3,8% este año y un incremento nulo el que viene. En este contexto, la entidad financiera añade que el ajuste del sector inmobiliario está siendo "más intenso" de lo esperado, tal y como se refleja en los precios de la vivienda o en el número de hipotecas constituidas y visados. A pesar de esta desaceleración, señala que el deterioro de la inversión en vivienda, que apenas crecerá este año (1,5%) y retrocederá en 2008, será compensado por el resto de construcciones, que crecerán un 6% tanto este año como el próximo, gracias al vigor de las infraestructuras y las obras no residenciales. Finalmente, sobre la inversión en bienes de equipo, Caja Madrid indica por el momento esta inversión está mostrando un "formidable vigor", con crecimientos de dos dígitos (11,7% este año), gracias a la situación saneada de las empresas. No obstante, prevé que la moderación de la demanda, el endurecimiento del crédito y el deterioro de las expectativas provocarán una "sensible moderación" de la inversión empresarial en 2008, que crecerá un 5,5%.