Las estadísticas divulgadas el miércoles sobre la reciente evolución de la economía española apuntaron a una moderación generalizada de la actividad en línea con las previsiones de economistas. El índice de gerentes del sector servicios bajó en septiembre a 52,4 desde 53,5 de agosto, aunque superó las previsiones de economistas, que auguraron un descenso a 51,5.
Una cifra por debajo de 50 indica contracción en el sector, mientras que un dato superior a dicha marca muestra expansión. Más categórico fue el dato del índice de confianza del consumidor de septiembre elaborado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) - unidad dependiente del ministerio de Economía y Hacienda - que arrojó una caída hasta un mínimo histórico de 80,2 desde 86,5 de agosto. ICO explicó que la "acusada" caída en septiembre de este índice pudo deberse a una sobrerreacción de los consumidores a las noticias sobre la inestabilidad financiera. "La disminución de la confianza del consumidor (...) podría estar reflejando la incertidumbre de los consumidores ante los efectos que pueda tener sobre la economía real la inestabilidad por la que atraviesan los mercados financieros en los últimos dos meses", dijo la institución de crédito. Con referencia al controvertido sector inmobiliario, un informe online elaborado por fotocasa.es reveló que el precio medio de la vivienda usada cayó un 1,6 por ciento intertrimestral entre julio y septiembre. El informe indicó que se trata de la primera variación trimestral negativa recogida en todo el periodo estudiado desde que se iniciara en enero de 2005. "Todas ellas son señales coherentes con las perspectivas de que en el último tramo de este año y el próximo la economía va a experimentar una clara desaceleración de su ritmo de crecimiento", dijo Antonio Zamora, economista de Banco Urquijo. "En particular, los datos de la vivienda y consumo inciden en este centro de la moderación económica", añadió Zamora. No obstante, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, dijo el martes que el crecimiento de la economía española del tercer trimestre sería próximo al del trimestre anterior, cuando el Producto Interior Bruto creció un 4,0 por ciento interanual y un 0,9 por ciento intertrimestral. La estimación oficial de crecimiento económico para este año apunta al 3,8 por ciento y al 3,3 por ciento para 2008, aunque distintas instituciones han apuntado cifras inferiores para ambos años. La economía creció un 4,1 por ciento en el primer trimestre. En 2006, la economía superó las previsiones oficiales y no pocas privadas cuando creció a un ritmo del 3,9 por ciento.