Caja Duero ha obtenido un beneficio neto de 41,17 millones de euros durante el primer semestre de 2009, una cifra inferior a la del mismo periodo en 2008 en 13,85 millones, un 25,2% menos. Según ha indicado la entidad financiera, estos datos se deben a la estrategia de "prudencia" que mantuvo durante el primer semestre de 2009, "intensificando las dotaciones para insolvencias frente a la consecución de beneficios, y apostando por fortalecer los ratios de solvencia y liquidez".