La cuenta de resultados de Caja Duero al finalizar el año 2008 reflejó unos beneficios de 77,8 millones de euros, un 40,1% menos que los beneficios conseguidos en el año 2007, cuando se alcanzaron 130 millones de euros, según informó hoy la entidad de ahorros en un comunicado de prensa recogido por Europa Press.

Según explicó Caja Duero, la entidad continuó en el ejercicio de 2008 su "estrategia de prudencia" intensificando las dotaciones para insolvencias frente a la consecución de beneficios y apostando por fortalecer los ratios de solvencia y liquidez.

En este contexto, explicó que la cuenta de resultados de la entidad al finalizar diciembre de 2008 reflejaba unos beneficios de 77,8 millones de euros, "después de haber realizado unas fuertes provisiones por importe de más de 172 millones de euros, de las cuales un total de 63 millones han sido voluntarias".