CaixaBank podría estar estudiando el traslado de su sede central de Cataluña a Baleares, la otra comunidad histórica de la entidad financiera, por si fuera necesario para proteger a los clientes, tras la celebración del referéndum independentista.

Así lo publica El Mundo citando fuentes próximas al consejo de administración del banco catalán. El medio resalta que dichas fuentes apuntan que hay consejeros partidarios de tener preparado y comunicar la posibilidad de un traslado temporal de la sede social a Baleares por si se produjera una situación de inseguridad jurídica con la declaración de independencia.

El Mundo recuerda que la Comisión Ejecutiva de CaixaBank se reúne hoy y está previsto debatir la situación y todos los escenarios, incluido el del traslado de domicilio social.

Según este periódico, el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, coincide en la necesidad de tener planes de contingencia, pero ha puesto en duda hasta ahora que sea oportuno hacerlos públicos, puesto que la convicción generalizada en el consejo de administración es que no llegará a ser necesario el traslado, porque se mantendrá la seguridad jurídica.

Fuentes oficiales de CaixaBank han asegurado al diario que no hay ninguna decisión tomada y que la sede social sigue siendo la histórica de Barcelona.