CaixaBank ha lanzado una nueva emisión de deuda subordinada Tier 2 por importe de 1.000 millones de euros. Tiene un plazo de once años con una opción de cancelación anticipada para el emisor en el sexto año.

La rápida respuesta del mercado ha permitido estrechar el nivel inicialmente ofrecido en 25 puntos básicos (desde 260 puntos básicos a 235 puntos básicos, en términos de spread sobre midswap) manteniendo la excelente calidad de inversores y fijando el nivel más bajo de una Tier 2 española en los últimos 2 años. El cupón se ha situado en el 2,75%.

El coste de la nueva emisión representa una reducción del 1%, en términos de spread sobre midswap al que CaixaBank realizó su colocación del pasado mes de febrero, siendo aquella a un plazo inferior.

La entidad destaca que "es el único emisor español que en 2017 ha accedido al mercado en todos los formatos de deuda disponible por un total de 5.500 millones de euros, el mayor volumen captado en emisiones públicas en mercado institucional por un emisor español, entre operaciones de cédulas hipotecarias, deuda senior unsecured, deuda subordinada y más recientemente, su emisión inaugural AT1 en el mes de junio".

Vea también: Tres compañías para subirse a la tendencia alcista primaria

CaixaBank es el mayor emisor europeo de emisiones de capital regulatorio de deuda institucional en mercado euro en 2017 y el único en España que ha colocado 2 emisiones de Tier 2 en euros en el mismo año.

Demanda internacional

Esta emisión ha suscitado interés por valor de 2.800 millones de euros y ha obtenido una "excelente respuesta por parte de más de 200 inversores institucionales". Ha destacado la fuerte participación de inversores extranjeros, que representan el 93% de la adjudicación, y la excelente calidad del libro con el 80% colocado entre fondos de inversión y compañías de seguros.

Barclays, BNPP, Crédit Agricole, CaixaBank CIB y JPM han sido los bancos colocadores de esta emisión.

Vea también: "Podríamos ver un ataque del Ibex 35 a la zona de 11.000 puntos"