Caixa Tarragona obtuvo un beneficio de 14,6 millones de euros en 2009, una cifra que supone una caída del 60,1% respecto a 2008, debido a la actual situación económica, la problemática del sector inmobiliario y los recursos que se han destinado desde la entidad a cubrir la morosidad, informó la caja de ahorros, que en 2009 destinó provisiones superiores a los 140 millones de euros para afrontar los futuros impagos. No obstante, desde Caixa Tarragona celebraron que la entidad tiene uno de los mejores niveles de solvencia del sector financiero español, con un 'core capital' del 8,82%. La morosidad se situó en el 4,39%, respecto al 4,17% del 2008, lo que supone un ligero ascenso respecto al año anterior y queda por debajo de la media del sector financiero español.